El concepto de inteligencia

En la publicación anterior nos dimos cuenta que el cerebro humano utiliza el 100% de su estructura para funcionar y hacer funcionar el organismo. El mito de que solo se utiliza el 10% es totalmente falso. Si fuera verdad, estaríamos en un estado vegetal con asistencia de aparatos para animar la vida. Diversos neurocientíficos respaldan la afirmación de que el cerebro es un órgano altamente complejo que funciona como un todo, no solo al 10% de su capacidad. Lo que hace la diferencia es cómo cada persona hace funcionar su cerebro.

Durante mucho tiempo, la humanidad ha reflexionado acerca de las diferencias individuales: tipos de temperamento, carácter, personalidades e inteligencia. La psicología, en sus inicios como ciencia experimental (Siglo XIX) asumió la tarea de intentar clasificar a los individuos entre normales y anormales, esto dio paso al movimiento que se conoció como psicología diferencial y cuyos resultados fueron la creación de los test psicométricos como herramienta objetiva para medir las individualidades. El concepto de cociente intelectual (CI) surgió y se hizo famoso hasta nuestros días.

Al respecto, estimado(a) lector(a), me vienen las siguientes preguntas: ¿el CI tiene relación con saber usar eficientemente el cerebro? ¿se nace con un CI determinado? ¿Podemos incrementar el CI de acuerdo a un programa de estimulación cerebral? ¿estaremos condenados a vivir con un CI normal-bajo?

Para empezar, el concepto de CI en la actualidad ha cambiado. Es más, casi podríamos decir que está sepultado desde hace unos 25 años. Por lo que las preguntas que he formulado no tienen relevancia –disculpe por hacerle leerlas-. En los años 80´s Howard Gardner dejó al descubierto el poco valor del CI para describir la inteligencia humana. Con su teoría de las inteligencias múltiples abrió un nuevo debate para comprender cómo el cerebro demuestra su inteligencia. «Gardner pretendía ampliar el alcance del potencial humano más allá de los confines de la cifra del cociente intelectual» (Armstrong, 2006). Para Gardner, inteligencia es la “capacidad de resolver problemas, o de crear productos, que sean valiosos en uno o más ambientes culturales. Se trata de una definición que nada dice acerca de las fuentes de tales capacidades o de los medios adecuados para ‟medirlas” (1983: 5).

Todos somos tan diferentes en parte porque todos poseemos combinaciones distintas de inteligencias. Si reconocemos este hecho, creo que al menos tendremos más posibilidades de enfrentarnos adecuadamente a los numerosos problemas que se nos plantean en esta vida (Gardner, 1987).

Gardner decía que podíamos ser inteligentes de 8 maneras distintas, predominando una de estas a lo largo de la vida:

  1. Inteligencia lingüística.
  2. Inteligencia lógico-matemática.
  3. Inteligencia espacial.
  4. Inteligencia cinético-corporal.
  5. Inteligencia musical.
  6. Inteligencia interpersonal.
  7. Inteligencia intrapersonal
  8. Inteligencia naturalista.

La genética, el contexto sociocultural y la historia personal, son factores cruciales para el desarrollo de las inteligencias (Armstrong, 2006). La teoría de las inteligencias múltiples opacó drásticamente el constructo de cociente intelectual y enfocó a la sociedad a trabajar en su desarrollo humano de maneras más creativas. Estimado lector(a), seguramente ha escuchado acerca de la inteligencia emocional ¿verdad?, le comparto que este concepto se ha desarrollado a partir de las inteligencias inter e intrapersonal de Gardner. Ya habrá un espacio para platicarle sobre este tema que ha adquirido relevancia en los últimos 20 años.

Hemos dejado a tras dos mitos: el 10% del cerebro y el cociente intelectual. Era necesario abordar estos temas para adentrarnos al cómo desarrollar nuestro cerebro. No crea que he olvidado esta pregunta del post anterior (¿Cómo puedo sacarle mayor provecho a mi cerebro, llevarlo al alto rendimiento?). Ahora sabemos que tenemos un cerebro que funciona como un todo y que podemos obtener diversos productos de él. Le invito, estimado(a) lector(a), a leer las siguientes publicaciones donde le compartiré por experiencia personal y documentada cómo podemos potenciar el desarrollo del cerebro.

Bibliografía

GARDNER Howard (1983). Estructuras de la mente. Colombia. Fondo de cultura económica.

AMSTRONG Thomas (2006) Inteligencias múltiples en el aula. Barcelona, España. Paidos.

https://ined21.com/teoria-inteligencias-multiples-fundamentos-criticas/

Un comentario sobre “El concepto de inteligencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s