Ejercicio y cerebro

Gómez Aceves R. Alessandra (2020) Cerebro plástico.

Hace 20 años no estaba de moda en el mundo el estilo de vida fitness, caracterizado por mantener una disposición constante al ejercicio (principalmente en el gimnasio), alimentarse saludablemente y hasta comprarse unos tenis tipo runner. En los ochenta y noventa Sylvester Stallone y Schwarzenegger eran los estereotipos más famosos en cuanto a mantenerse en forma, pero sabemos todos que a casi nadie le importaba, lo único que vendía eran sus películas. Entrando los 2000 comenzaron a proliferar con mayor intensidad los gimnasios y un montón de estereotipos relacionados con la belleza. Les comparto que a principios de la primera década, un amigo me invitaba a tomar rutinas de gimnasio y me hablaba de los beneficios de esa disciplina. Yo me negué, no sentía empatía por ese estilo de vida, mucho menos con tomar complementos alimenticios, que también empezaban a hacerse famosos.

Ahora, en el 2020 como es lógico, la realidad es distinta. Algunos de los efectos de esas campañas llenas de estereotipos por la belleza, más otras patologías sociales han creado millones de casos de personas con trastornos de la conducta alimentaria y otras derivaciones. La sociedad está sumida en una gran paradoja: por un lado, se promueve el estilo de vida fitness y por otro, se promueven con mayor intensidad los estereotipos de belleza a toda costa. Ya no solo es ir al GYM sino también, se legitima el hacerse modificaciones corporales, a veces, al precio que sea. Todo esto en una sociedad de alto consumo material y calórico. El que no puede verse bonita(o), le entra con ganas a la obesidad. ¡Vaya, qué sociedad tan convulsionada! ¿no cree estimada(o) lectora(or)?

Pues bien, se preguntará, esto que le relato ¿qué tiene qué ver con la serie que he venido escribiendo acerca de favorecer el desarrollo del cerebro? El punto central es el ejercicio. A nuestro cerebro le cae de maravilla que nos ejercitemos. ¿Vale la pena entonces asumir un estilo de vida fitness o hacer caso a los estereotipos de belleza? No es tan necesario ser persona fitness ni mucho menos encajar en un estereotipo de belleza. El cerebro no ha evolucionado para un estilo de vida fitness, ni mucho menos para lucir hermoso(a). Estos dos conceptos son inventos que la sociedad ha creado -como muchos más- para vender y controlar las masas. Se dice que el homo sapiens antiguo, de hace por lo menos, 2.5 millones de años caminaba, en promedio, 15 kilómetros diarios. Claro, estamos hablando de los cazadores y recolectores nómadas. Algunos neurocientíficos atribuyen parte de la evolución del cerebro a estos recorridos diarios que hacían nuestros antepasados (Medina, 2010).

Todos sabemos que cuando hacemos algún tipo de actividad física, nuestro organismo nos lo agradece sintiéndose diferente: descansado, desestresado, activado, con mayor atención, etc. A continuación, le comparto algunas notas importantes para ir más allá de esos beneficios que experimentamos al hacer ejercicio, aprenderá cómo la actividad física se relaciona directamente con el desarrollo del cerebro. Asómbrese, reflexione y diseñe algún cambio personal:

Nuestros cerebros no se desarrollan mientras holgazaneamos, sino mientras hacemos ejercicio (Medina, 2010).

Como dice el nutricionista Michael Colgan, si no tienes tiempo para el ejercicio físico ya puedes ir ahorrando tiempo para la enfermedad (Romo, 2014)

A mayor actividad aeróbica, menor degeneración neuronal (Romo, 2014).

El ejercicio mejora el estado físico cardiovascular, lo que a su vez reduce el riesgo de padecer enfermedades como ataque el corazón o derrame cerebral (Medina, 2010).

Las personas que hacen ejercicio superan a los sedentarios en las pruebas que miden la memoria a largo plazo, el razonamiento, la atención, la solución de problemas e incluso las llamada tareas de inteligencia fluida (Medina, 2010).

Hacer ejercicio aeróbico de treinta minutos dos veces o tres veces por semana (Medina, 2010).

La actividad física es como un dulce para las facultades cognitivas. Lo único que tenemos que hacer es movernos (Medina, 2010)

Sabemos que el ejercicio influye en la neurogénesis (producción de células del sistema nervioso central, neuronas y células gliales). Las personas que realizan ejercicio aprenden más rápido, recuerdan mejor, piensan de forma más clara, se recuperan antes de un accidente cerebral y tienen menos probabilidades de padecer depresión y otras disfunciones cognitivas relacionadas con la edad (Romo, 2014)

El movimiento rápido hace que la señal eléctrica no pueda disiparse entre cada señal. Esta actividad desarrolla el cerebro y favorece la liberación de unas sustancias químicas denominadas factores de desarrollo (neurotrofinas). Los factores de desarrollo son como el maná para las neuronas. Las fortalecen, las nutren y mejoran su habilidad para aprender (Romo, 2014).

Le recomiendo la lectura de esos dos autores que cito para que profundice en el tema y se convenza aún más de la importancia de hacer ejercicio para que su cerebro se desarrolle mucho mejor y le de la oportunidad de aprender mejor y vivir más allá del promedio, de una manera saludable.

Se da cuenta estimado(a) lector(a), las recomendaciones no señalan ser fitness, simplemente abandonar el sedentarismo y activarse frecuentemente, solo eso. Hay millones de recomendaciones en internet acerca de “las mejores rutinas”, de hecho algunas pueden caer en famoso eslogan del super cerebro, le recomiendo ser practica(o) y no dejarse llevar por la basura mercadológica. La consigna es bastante práctica y beneficiosa, solo haga ejercicio, pero tenga en cuenta siempre la opinión de su proveedor de salud si es que padece alguna enfermedad que se contraponga con el ejercicio rutinario.

Nos encontraremos en la siguiente nota del autor, para continuar con la parte final de esta serie del desarrollo del cerebro.

Sigamos leyendo.

Bibliografía

  • Medina. J. (2010). Los doce principios del cerebro. Una explicación sencilla de cómo funciona para obtener el máximo desempeño. México. Norma.
  • Romo. M. (2014). Entrena tu cerebro: Neurociencia para la vida cotidiana. España. Planeta Spain.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s