Dormir bien

La historia registra que en 1965 el adolescente de 17 años, Randy Gardner realizó un experimento para la feria de la ciencia que consistió en no dormir durante once días. Los resultados indicaron que la mente del chico comenzó a fallar en los primeros días: 

Randy se volvió irritable y olvidadizo, empezó a sentirse mareado y, para sorpresa de nadie, increíblemente cansado. A los cinco días de haber empezado el experimento, comenzó a sufrir lo que podría confundirse con la enfermedad de Alzheimer. Alucinaba activamente y estaba muy desorientado y paranoico. En los últimos cuatro días, Randy perdió destrezas motoras, le temblaban los dedos y  experimentó dificultades para hablar.

(Medina,2010: 177-178)

Este caso es muy citado en diversas fuentes, por que además de ser un aporte al conocimiento científico, Randy logró un récord mundial sobre la privación del sueño. En la actualidad, nadie tiene duda de que dormir bien es necesario para nuestra salud física y mental. El cerebro requiere descansar lo suficiente para que las funciones cognitivas que desarrolla, se ejecuten de manera armónica. Una de esas tareas es la predicción. En el artículo “Inteligencia emocional”, le comentaba acerca de esa función y su relación con la inteligencia emocional, pues bien, ambas: predicción cerebral e inteligencia emocional no puede desempeñarse satisfactoriamente si no dormimos lo suficiente (Feldman, 2019: 226).

Sin leer un solo libro o artículo, es sabido por todos que cuando tenemos un descanso placentero, funcionamos mejor durante el día: no nos levantamos “de malas”, no hay dolor de cabeza, nuestro estado emocional se experimenta ecuánime y activo, nos sentimos optimistas, entusiastas, con  energía, aprendemos mejor, etc. Sucede lo contrario cuando tenemos un mal descanso por alguna circunstancia, por ejemplo, una gran preocupación, el perro del vecino que no dejó de ladrar toda la noche, el hijo(a) enfermo(a) al cual se tuvo que cuidar, el exceso de ocupaciones que nos llevó a la cama tarde y dormimos poco, una cena pesada con exceso de calorías, una migraña enfadosa o un ciclo de pesadillas. Eestimada(o) lectora(or), sencillamente, podemos concluir que la calidad del descanso está relacionada con múltiples estados mentales y emocionales . Permíteme compartirle los siguientes datos:

  • En 1994, los neurobiólogos Avi Karni y Dov Sagi, del Instituto Weizmann de Ciencias de Israel, demostraron que cuando las personas dormían toda una noche conseguían mejores resultados en tareas que exigían una discriminación rápida entre objetos (Romo, 2017: 33).
  • Stickgold, descubrió que únicamente cuando el sueño duraba más de seis horas mejoraba el rendimiento de las personas en las 24 horas posteriores a las pruebas de aprendizaje (Ibid).
  • Los mismos investigadores de Israel demostraron en 2006 la increíble capacidad del sueño para estabilizar recuerdos, ofreciendo nuevas evidencias opuestas al mito de que el sueño sólo protege pasivamente los recuerdos frente a las interferencias. Demostraron que el sueño cambia el recuerdo y lo robustece, haciéndolo más resistente a cualquier distracción al día siguiente. Incluso afirman que durante el sueño el cerebro puede diseccionar los recuerdos y retener sólo los detalles más importantes, como si hiciera una criba de recuerdos (Romo, 2014: 33-34).
  • “Un estudio de la NASA demostró que una siesta de 26 minutos mejoraba el rendimiento de los pilotos en màs de 34 por ciento” (Medina, 2010: 187).

Aunque se sabe que el cerebro no descansa mientras vive, es un hecho que cuando duerme, se activan funciones reparadoras, de lo contrario, cuando despertamos no sentiríamos un cambio en nuestra homeostasis organísmica. Por ejemplo, la red neuronal o cerebral por defecto juega un papel muy activo durante el descanso. Esta red red intrínseca participa en el proceso de ensamblaje narrativo, entre una de sus funciones (Damasio, 2019: 133, Feldman, 2019: 388, 390, Aguado, 2019: 30). Esto es, mientras dormimos, dicha red encuentra un espacio propicio para trabajar ideas, conceptos, tareas que se requieren en la vida diurna. ¿Cuántos de nosotros después de un buen descanso, no nos levantamos con la “mente más fresca” y listos para producir? además ¿experimentamos una cascada de ideas nuevas o proyectos innovadores?

“Un correcto funcionamiento de la red cerebral por defecto podría ser una condición indispensable para la salud mental. Varios trastornos psiquiátricos, neurológicos y degenerativos van asociados a un funcionamiento anómalo de este sistema cerebral” .

(Aguado, 2019: 30)

Estimado(a) lector(a), duerma bien, mínimo 6 horas seguidas u 8 máximo. Si tiene oportunidad, tome una siesta, su cerebro se lo va agradecer enormemente. A continuación le comparto algunas recomendaciones que juzgo factibles y beneficiosas para disfrutar de un buen descanso. Tomado de Romo (2014: 37-40):

  • Acuéstese y levántese siempre a las mismas horas.
  • Duerma la siesta
  • Haga ejercicio
  • Evitar refrescos y cafeína por la tarde y cenar demasiado.
  • Evita dormir con calefacción puesta
  • Realiza actividades transitorias antes de dormir: leer, meditar.
  • Evita la tableta o el celular antes de dormir
  • En la cama, solo cosas buenas: no discusiones. Genera imágenes mentales positivas

Por último, le insisto, cuide la calidad de su descanso. Este es un tema muy importante. En caso de sufrir dificultades más allá de lo “normal” para conciliar el sueño, recuerde que hay instituciones especializadas a las que se puede recurrir. Aquí le menciono algunas de ellas en México:

Duerma bien y su cerebro se desarrollarà mucho mejor.

Se acerca el final de esta serie de artículos relacionados con el desarrollo del cerebro, no se pierda ninguno. Inscríbase a Nota del Autor por correo.

Hasta la próxima Nota del Autor.

Sìgase cuidando

Bibliografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s