¿Quién es nuestro gurú?

El Doctor Sheldom Kopp publicó en 1971 Gurú, para decirnos que en la historia de la humanidad siempre han existido personas que acompañen a otras al cambio positivo, al crecimiento y desarrollo personal (18-19); él les llama, “minoría creativa” (Toynbee, citado por Kopp, 1971: 17). Esas personas las podemos identificar como: los curanderos, guías espirituales, profetas, sacerdotes, ancianos, magos, chamanes, brujos, hechiceros, alquimistas, sabios, oráculos, maestros zen, buda, monitor, instructor, líder carismático, psicólogo, psiquiatra, etc. Todas éstas terminan siendo, en el lenguaje de Kopp, metáforas densas de simbolismo e interpretación. Le comparto cómo las organiza Kopp en la siguiente tabla. Le invitaré siempre a leer la obra completa de Kopp y no quedarse únicamente con esta vista panorámica que le ofrezco.

MetáforasGurúsSu trabajo
Religión primitivaEl chamánEs el más antiguo guía espiritual, asistente y curador de las sociedades cazadoras y recolectoras. Los pueblos primitivos saben que, si hay una persona maléfico o doliente, esto se debe a que alguien lo ha provocado (el brujo).
 El sacerdoteSu trabajo es obligar o persuadir a la gente a que abandone su dedicación a sus propios intereses personales, a sus reacciones instintivas y a lo inmediato de sus propias experiencias; en suma, a su compromiso consigo mismo.
JudaísmoMaestro de la KábalaAbrir el alma, desatar los nudos que la atan.
 El TsadikSi quieres levantar a un hombre del lodo y la inmundicia, no pienses que es suficiente permanecer de pie y desde arriba ofrecerle una mano de ayuda. Tu mismo debes bajar hasta el fondo, hasta el mismo lodo e inmundicia. No debes vacilar en ensuciarte. Para Kopp es la influencia principal de la psicología humanista.
De la curiosidadEl curador de almasSu principal trabajo es curación, apoyo, guía y reconciliación. Pone al enfermo en contacto con reliquias sagradas. Imposición de manos (como Jesús de Nazaret). Guía espiritual. Reconciliación.
 El confesorEn público o en privado.
 El padre espiritual en el desierto, el amigo de DiosBuscar la salvación y dar consejos.  Su forma de enseñar era el ejemplo y solo después con palabras
Del orienteEl buda compasivo y el maestro del Tao:Mostrar el camino por medio de parábolas, chistes y fábula (330 A.C.). Todo hombre debe empezar por convertirse en lo que realmente es.
 El maestro de éticaA diferencia de los maestros del Tao, éstos enseñan la necesidad de un orden social bien razonado, basado en la elaboración personal de cada individuo de un enfoque ético
 El maestro ZenEl maestro Zen inspira al discípulo a ser sí mismo en cada instante pasajero de la vida, a ser tal como es, sin darle tiempo de construir ideas salidas de palabras ni de usar la memoria para hacer del ahora parte del pasado.  
De GreciaEl sabioSabemos por Sócrates que estos filósofos primitivos enseñaban de una manera que permitía a sus estudiantes en cualquier momento del discurso… aportar algún dicho notable. El proverbio de los sabios: “Conócete a ti mismo”.
 El oráculo:  El templo de Apolo fue un sitio de gran ayuda en materia de consejeros para el pueblo griego que más que ir a pedir un consejo iban con la ansiedad de hombres que vivían en tiempos de cambios radicales.
 El dios loco:Trae la vulgaridad y el desorden. Este dios era el producto medio divino y medio humano de la adúltera unión de Zeus con la mujer moral Sémele.
Del renacimientoLa comadronaAyuda en el parto, pero se debe reconocer que el hijo no es suyo. de modo que aquellos que conversan con Sócrates se benefician de estar con él. Aun así, él insiste que jamás aprenden nada estando con él, siempre les ayuda a descubrir las ideas que ya crecen dentro de ellos
 El monitorEs un consejero que estipula los preceptos que deben guiar a los demás
 El instructor de buenos modales:El libro del cortesano, de Baldesar fue un manual para moverse en el mundo social, una gramática de la conducta
 El ensayista del serPropuesto por Montaigne. Hiperindividualismo egocéntrico, era un humanismo vacío de preocupaciones por los demás hombres.
 El magusNo fue ni un hechicero ni un mago. El magus fue un médico, astrólogo, un adivino, un alquimista, un fabricante de amuletos, etc. Creía que nadie es demasiado insignificante como para que los demás no puedan aprender algo de esa persona.
De cuentos infantiles  El amigo del sabioWinnie The Pooh
El sabio maravillosoMago de oz
De la ciencia ficción  El director de criaderos y condicionamientosLas necesidades y deseos del pueblo son manipulados y encaminados hacia aquellos objetivos que el estado cree más útiles en términos de su propia perpetuación.
 El ministro del amorGeorge Orwell nos dice que debemos cuidarnos de darle gran poder al Estado en la equivoca esperanza de que se ocupe de nosotros.
De la actualidad(70´s)El guía psicodélico:Estamos en la época de las drogas.
 El líder del grupo de encuentrosLa inevitabilidad del fracaso:  Camus dice que es necesario aprender a vivir y a morir, y a fin de ser hombre, hay que negarse a ser un Dios.
Tercera fuerzaPsicoanálisisHacer consciente lo inconsciente a través de la asociación libre, interpretación de sueños y otras técnicas.
 La terapia conductista.Modificar la conducta observable mediante métodos experimentales.
 La psicología humanista.Llegar al conocimiento de sí mismo. Ser auténtico.

Estimado(a) lector(a) le invito a reflexionar en las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles de esas metáforas aún existen? ¿y por qué han sobrevivido milenios, hasta nuestros días?
  • ¿Cómo influyen en las sociedades actuales?
  • ¿A cuál o cuáles metáforas a acudido usted?
  • ¿Cuál o cuáles rechaza usted?
  • ¿Existe una metáfora que sea la mejor?

Desde luego, son preguntas con incontables respuestas y pensar en un consenso sería una utopía. Quizás la única coincidencia que encontremos es la misma a que descubrió Kopp: existen minorías creativas que buscan el cambio positivo, el crecimiento y desarrollo personal. Hay tanta diversidad como formas de interpretar la realidad.

Ahora, estimada(o) lectora(or), enfoquémonos en la segunda intención de este artículo, que, siendo sincero, fue la que me motivó a escribirlo: tomando como referencia Gurú de Kopp: ¿Quién es nuestro gurú en la actualidad, a la que algunos llaman: sociedad del conocimiento y sociedad de la información? o quizás sea válida la pregunta ¿Quién es nuestro influencer? De acuerdo con Kopp, tendríamos que tomar como parámetro que, aquel gurú o influencer tendría que contribuir al cambio positivo, al crecimiento y desarrollo personal. Permítame estimado(a) lector(a) ofrecerle solo algunas preguntas para responder dicho cuestionamiento. Le sugiero terminar los enunciados con la interrogante: ¿a quién acudo o acudiría?

  • Cuando experimento pérdida del sentido por vivir…
  • Cuando me pregunto: ¿Quién soy? ¿Cuál es mi identidad sexual? ¿por qué se me dificulta regular mis emociones? ¿Cuál es mi meta en mi vida? ¿Cuáles son mis principales potencialidades y como desarrollarlas más?
  • Cuando experimento impulsos extraños que los demás parecen no tener…
  • Cuando deseo firmemente superarme profesionalmente…
  • Cuando deseo aclarar mis dudas sobre el teísmo y el ateísmo…
  • Cuando me pregunto cómo cuidar mi salud de una manera más integral…
  • Cuando busco la paz interior…
  • Cuando me pregunto qué hay después de la muerte…
  • Cuando quiero mejorar mi relación con los demás…
  • Etc.

El psicoterapeuta chileno Claudio Naranjo dice en su libro Por una Gestalt viva (2007), que en cierta ocasión Fritz Perls (descubridor de la terapia Gestalt), le confrontó sobre la equivocada idea de tener un maestro. En esta experiencia que narra Naranjo puede notarse la disciplina budista en Perls. Reza una enseñanza de esa religión: pregunta el Discípulo a su maestro: Maestro, ¿Quién fue el buda? Responde el Maestro: ¡idiota!, el buda jamás existió. Si tomamos literalmente este párrafo, el presente artículo no tendría sentido; pero si lo contextualizamos en la figura del gurú que acompaña y nos ayuda a desarrollarnos y crecer -que es en el sentido metafórico de lo que pretende el budismo-, entones mi pregunta sigue siendo válida: estimado(a) lector(a) ¿Quién es su gurú? o si prefiere, en el lenguaje actual ¿a quién sigue en las redes?

Por último, Kopp nos dice que todo gurú no está exento de corromperse.

Gracias por leer estimada(o) lectora(or). No encontraremos en la siguiente Nota del Autor.

Sígase cuidando por favor.

Bibliografía

  • Naranjo, C. (2007) Por una Gestalt viva. España. Ediciones La llave D.H.
  • Kopp, B. S. (1971) Gurú. España. Serie incógnita. Págs. 253

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s