Corazón valiente

Un río de llanto se ha desbordado.

La pena, el desconsuelo,

y el sinsentido están a mi lado.

Los minutos pasan

por la amargura de la muerte.

En las horas,

entra una soledad fría,

irreconocible.

Mil recuerdos

veneran tu ausencia

mientras el amor y el cariño

te buscan desesperados por abrazarte.

Tu luz se ha apagado

entre tu sueño.

Ahora, ángel nuestro,

ilumina los pasos

de los que diste vida,

de los que te conocimos,

admiramos y respetamos.

Es momento de dejarte partir

junto a tus ángeles

y nuestro Padre Dios.

Mi amiga, cuñada, comadre y compañera de trabajo,

hasta pronto.

QEPD

Rocío Esmeralda Aceves Gradilla (agosto 17, 2021)

Autor: Jaime Gómez Castañeda

Doctor en Ciencias del Acompañamiento Humano, Psicólogo, Psicoterapeuta, Profesor (Universidad de Guadalajara), escritor, ponente en diversos eventos académicos. Un ser humano en constante crecimiento.

4 pensamientos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s